martes, 17 de noviembre de 2009

DEFINICION

La energía eólica es una forma indirecta de la energía solar, en cuanto es una expresión del efecto de esta última sobre el sistema tierra- atmósfera- océanos.Las diferencias térmicas determinan alteraciones inversamente proporcionales en la presión atmosférica, de las cuales resulta el movimiento de las masas de aire: el viento.Para la Humanidad, este movimiento, contenedor de un poder energético de considerable magnitud, ha significado un recurso natural energético de gran importancia, y su explotación ha sido realizada desde pasados muy remotos, sea para poner en movimiento medios de transporte, bombear agua, moler granos, etcétera.

La radiación solar incide con diferente intensidad de acuerdo a la influencia que sobre los distintos puntos del planeta imponen los diferentes factores meteorológicos (latitud, altitud, oceaneidad - continentalidad, topografía, composición de la superficie, etc.). Esto determina en primera instancia distintos calentamientos según la configuración de los mismos en distintos lugares. De acuerdo al calentamiento de la superficie terrestre, se produce posteriormente el calentamiento del aire sobre yacente. El aire, como todos los gases, varía su densidad de forma inversa a la variación de su temperatura. Así, el aire más cálido resulta menos denso y más liviano, generando menor presión atmosférica (la fuerza que ejerce la columna de aire situada por encima de un cuerpo o una superficie determinada). La atmósfera cobra dinamismo con las variaciones de presión en la superficie, configurándose los grandes sistemas de vientos, dentro de los cuales el aire se mueve de las zonas de altas presiones hacia las zonas de bajas (movimiento que está influenciado además por el efecto de la rotación terrestre), en una constante pero inalcanzable búsqueda de equilibrio barométrico.La explotación de esta energía del movimiento del aire es, dentro de las fuentes energéticas renovables, la que mayor incremento ha experimentado durante los últimos años.

La potencia que pueda obtener un sistema de conversión de Energía Eólica está determinada por la velocidad, la densidad, y las características del viento. Al aumentar la velocidad del viento, aumenta la generación eólica disponible. Por cada metro por segundo (m/s) de incremento, el viento aumenta el valor de su velocidad al cubo, y con ella el rendimiento de los generadores. La potencia del viento es proporcional al cubo de su velocidad.

Constancia y uniformidad del viento son dos características que determinan si el recurso eólico, en un lugar, es apto para ser aprovechado. La topografía, flora, estructuras presentes en un determinado lugar, etcétera, pueden hacer variar la uniformidad del viento y su constancia, generando turbulencias y alteraciones constantes que impiden el uso del recurso.La densidad del aire, condicionada por la temperatura del mismo, favorece variaciones en la productividad de un aerogenerador. Con bajas temperaturas y mayor densidad, la incidencia del viento a una velocidad dada sobre las palas de un molino resulta más efectiva, (produce mayor rendimiento) que con igual velocidad pero menor densidad (mayor temperatura).

Si bien la explotación de este recurso es muy antigua (la primera información con que se cuenta sobre la construcción de un molino de viento data de 200 años antes de Cristo. Este aparato fue utilizado en Persia para moler granos) las herramientas fundamentales por medio de las cuales se realiza su aprovechamiento, la vela y el molino, poco han variado en su concepto estructural básico. Desde el primer modelo de molino, el molino Persa para la obtención de harinas, hasta los actuales aerogeneradores multimegavatios conversores de energía eléctrica, las palas se ocupan de captar el viento para transmitir su energía, por medio del eje rotor, a la máquina multiplicadora y luego alcanzar el fin buscado (moler maíz, mover la bomba de agua, producir electricidad).

En la actualidad, la industria eólica ha alcanzado un alto desarrollo, utilizándose materiales y tecnologías de última generación en la construcción de los molinos. Existen aerogeneradores capaces de alcanzar una potencia nominal de 2 MW/h, con un diámetro de palas de 80 metros y una altura de eje que puede alcanzar los 120 metros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada